Beneficios de comer verduras.

  1. Nos aportan vitaminas y minerales específicos.
  2. Las verduras, junto a las frutas, son los alimentos que más agua proporcionan al cuerpo.
  3. Ayudan a los pequeños de casa en el crecimiento y desarrollo de su organismo.
  4. Poseen un alto contenido en fibra.
  5. Contienen antioxidantes, los que nos protegen frente a ciertas enfermedades cardiovasculares y relacionadas con la degeneración del sistema nervioso.
  6. Su alto contenido en potasio nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos.
  7. Las verduras, junto con las frutas, son fuente casi exclusiva de vitamina C.
  8. Son alimentos que carecen de grasas, lo que se traduce en menos colesterol y triglicéridos en nuestra sangre, es decir en más salud cardiovascular.
  9. Las puedes incluir en cualquier comida. Con las verduras puedes cocinar un sencillo hervido, con judías, patatas, cebollas, alcachofas; puedes poner rodajas de tomate en el pan, con un poco de aceite y jamón, para una rica merienda; puedes hacer verduras al horno que acompañen el pescado a la plancha, …
  10. Las verduras están disponibles en cualquier época del año. Cambian con las temporada, por lo que no es aburrido consumir verduras todos los días

Si te gusta cuidarte y practicar deporte, ventajas de comer verdura.

Si somos aficionados a practicar deporte y a llevar una vida sana, es importante que sepamos que un déficit de verduras en la alimentación diaria puede ser el responsable de sufrir tensión muscular, calambre y cansancio.

Las verduras, sobre todo las de color verde, nos aportan magnesio y potasio. Estos minerales juegan un papel muy importantes en la función muscular, en la relajación y la contracción. Además, el magnesio es necesario para la transferencia y la liberación de energía.

Tenemos que tener en cuenta que el esfuerzo al que nos sometemos cuando practicamos ejercicio físico supone una pérdida de magnesio. Por lo tanto, para conseguir que nuestro cuerpo se adapte al esfuerzo y asimile resistencia, y para no sufrir calambres, es esencial el consumo de verduras.

Verduras de temporada

Ahora que ya hemos dejado atrás los días fríos, en la huerta ya comienzan a brotar las verduras de la primavera. Actualmente es temporada de:

  • Remolacha: rica en ácido fólico, vitamina C y hierro
  • Brócoli: hortaliza rica en vitaminas C, A, B1 y B2
  • Lechuga: fuente de hierro y ácido láctico
  • Espárragos. El 95% de su composición es agua, por lo que son muy depurativos y diuréticos
  • Zanahoria: hortaliza con un alto contenido en vitamina A

¡Y muchas más! Anímate y prueba nuestra verdura y fruta ecológica y de temporada.

El consumo de vegetales aporta al organismo determinadas propiedades nutricionales que son indispensables en la dieta diaria.

Beneficios de la vitamina C

Entre los beneficios más importantes que aportan estos alimentos podemos reseñar que las verduras son una fuente saludable de vitaminas, sobre todo de vitamina C. También suministran altos valores minerales a través de la fibra, el potasio -que contribuye a suprimir el sobrante de líquidos-, o el magnesio. Por su parte, su elevado contenido de antioxidantes ayuda a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, así como otras tantas relacionadas con trastornos digestivos y ciertos perfiles de cáncer.

Otras de sus cualidades más saludables ahondan en el bajo aporte calórico, en contraposición al gran contenido de agua que comprenden sus jugos. Tal vez una de sus peculiaridades de uso y consumo reside en que, dada su extensa variedad, las verduras pueden adquirirse durante los doce meses del año.

Un ejercicio práctico y sencillo para marcarse una rutina alimenticia compuesta por varias porciones de frutas y verduras puede ser el que muchos nutricionistas recomiendan en sus sesiones. Según la clasificación de su color y tonalidad, estas proporcionan determinados atributos y propiedades muy beneficiosas. Un juego en el que por muy infantil o incluso estricto que parezca, todos salen ganando en salud, bienestar y vitalidad.

blog1-compressorBeneficios de la vitamina A

Los vegetales de color naranja o amarillento repercuten positivamente en la protección y el sustento de la piel, combatiendo contra las perturbaciones que puedan estar motivadas por los rayos ultravioletas gracias al papel de antioxidante que acapara la vitamina A. La naranja, el melocotón, la calabaza o la zanahorias son algunos de los representantes de este primer grupo de pigmentación.

Por su parte, los alimentos vegetales más asociados al color blanco son un excelente productor de glóbulos blancos, lo que les convierte en un extraordinario antioxidante y en un gran aliado a la hora de combatir con cierto tipo de infecciones. El fortalecimiento de las defensas del organismo y la multiplicación de enzimas protectoras que pueden ayudar a reducir la presión arterial o los parámetros de colesterol, entre otros. Las peras, manzanas, la coliflor, el pepino, la cebolla o el ajo forman parte de este grupo.

Para terminar de dibujar este esquema nos centramos en los productos de color rojizo y morado, los cuales centran su cometido en la reducción de problemas cardiovasculares y acrecentar la circulación sanguínea. También repercuten favorablemente en la salud de la memoria, en el funcionamiento del tracto urinario y un adecuado mantenimiento del sistema inmunológico. Tomates, cerezas, arándanos, pomelo, granada, remolacha o la col lombarda  deberían tener un hueco en la nevera de casa.